La sociedad mercantil – Introducción y delimitación conceptual

By   November 19, 2016

La sociedad mercantil, caracterizada por el origen negocial y el fin común señalados previamente, es el fenómeno asociativo por excelencia de nuestro tiempo (Art. 22 CE). Con ello, el legislador tipifica una serie de sociedades mercantiles que actúan en el tráfico económico.

La Sociedad - Introduccion y delimitaciones

Sin embargo, también existen sociedades internas – Art 1669 CC- que no se exteriorizan en el tráfico, sociedades irregulares (no inscritas) así como sociedades sin patrimonio. Por tanto se hace necesario contemplar un concepto amplio de sociedad y otro más restringido.

Por tanto para que exista sociedad mercantil en sentido amplio:

  1. Siempre debe existir un negocio jurídico que refleje la voluntad privada de asociarse (la llamada “affectio societatis”) encaminado a producir efectos. Esto encuentra su justificación en los antecedentes históricos de la sociedad y en el derecho positivo, en el art. 1665 y en el art. 116 CCm

Puede ser affectio societatis expresa o tácita – esta segunda se determina por hechos concluyentes, como cuando los herederos de un empresario individual continúan con la actividad y se reparten las funciones (uno compras, otro contabilidad, otro ventas…).

En el caso de la sociedad unipersonal (sociedad compuesta por un único socio) se sigue manteniendo que existe origen negocial porque aunque no haya pluralidad de socios se celebra un negocio jurídico de manera unilateral con el objetivo de poner en marcha una organización jurídica independiente distinta del socio unitario.

  1. Tiene que existir un fin común promovido de manera autónoma por los socios o el socio (en el caso de la sociedad unipersonal), de tal forma que todos contribuyan a su realización (y se vean afectados por ello), mediante la aportación de bienes, derechos o por la formación de un patrimonio.

Generalmente el fin común es el ánimo de lucro, el obtener una ganancia, aunque no es el único que puede darse. En el mismo sentido el Art. 2 de Ley de Sociedades Capitales

Para hablar de sociedad en sentido amplio no es necesaria su inscripción en el RM ni su publicidad en el BORME, lo que sí es necesario para dar comienzo a sus operaciones según lo dispuesto en el art. 119 CCm.

Por tanto, el concepto amplio es un concepto doctrinal que permite considerar sociedades tanto a las civiles y mercantiles – publicadas – como a las que no tienen personalidad jurídica (aún no inscritas en el RM y no publicadas en el BORME) como son las sociedades irregulares o las secretas. Se persigue así proteger los intereses de terceros en base a la responsabilidad solidaria de los socios.

Concepto restringido sobre la sociedad mercantil

La sociedad es una comunidad de medios al servicio de un fin común que se constituye en una organización jurídica común, un organismo autónomo. Éste goza de personalidad jurídica, o al menos, se sustenta gracias a la creación de un patrimonio común, ya que para que haya sociedad se exige la comunión (“non est societas sine comunione”). A la sociedad amparada bajo el concepto restringido se le requiere que se publicite, que aparezca en el tráfico económico como tal sociedad – una comunidad de medios identificada con una comunidad de fines – y que tenga cierta duración (estabilidad).

También existen diferentes tipos de clases sociedades mercantiles y funciones que estas ejercen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *